martes, 24 de junio de 2014

Darío y Maxi están en nuestras luchas

(Colectivo Avanzar)
El 26 de este mes de Junio se conmemora un nuevo aniversario del aún impune asesinato de Darío y Maxi, cometido en el medio de una salvaje represión contra una marcha de protesta que se dirigía al Puente Pueyrredón, en Avellaneda.
Por tal motivo, los días 25 y 26 diversas organizaciones sociales, políticas, estudiantiles, culturales, de derechos humanos y medios alternativos, efectuaran distintas actividades que, como es habitual, culminará con una marcha al mencionado puente.
Es oportuno y necesario recordar que el gobierno de Duhalde, a través de su vocero, el Secretario General de la Presidencia, Aníbal Fernández, declaraba que "los piqueteros se mataron entre ellos".
Felipe Solá, en esos momentos gobernador de la Pcia. de Buenos Aires, manifestó descaradamente que la policía había sido la agredida y que lo único que esta realizó es actuar "con el mayor poder técnico".  Lo mismo sostenía el Secretario de Seguridad Juan José Álvarez.
Como es conocido, esta sangrienta operación represiva fue planificada por la SIDE, presidida por Carlos Soria, quien afirmaba que la movilización popular era en realidad "una escalada bélica".
Un impresentable como Luis D’elia declaró a los medios que los piquetes buscaban un muerto, coincidiendo, y no por casualidad, con las declaraciones de Cristina Kirchner ante el asesinato de Mariano Ferreyra.
Todos estos tristes personajes serían luego funcionarios del actual gobierno, que dice defender los derechos humanos como una de las tácticas para ocultar la continuidad de una política antinacional y antipopular, al servicio del capital financiero internacional y sus socios locales, consolidando aún más nuestro carácter de país capitalista dependiente, o neocolonial.  Tener presente siempre que EL GRAN BUITRE ES EL CAPITALISMO EN SU FASE IMPERIALISTA.
Ante este panorama ¿Puede  haber alguna duda de que los mercenarios que nos gobiernan seguirían pagando la deuda externa, con el aval de la llamada "oposición", siendo la misma no solo una cuestión económica sino una forma de dominación? Alejandro Olmos, ese gran investigador y ser humano, llamaba a la deuda "la más grande estafa al pueblo argentino" y culminaba afirmando "O se está con el pueblo argentino en contra de la deuda, o se está a favor de la deuda en contra de nuestro pueblo".
Por todo ello,  nuestros queridos compañeros Darío y Maxi viven y vivirán en cada una de las luchas de nuestro pueblo, en particular en esta etapa donde el gobierno y el poder económico, (el verdadero poder "detrás del trono"), han desatado una ofensiva brutal para hacernos pagar la crisis, que ellos mismos provocaron, con un agresivo e inhumano plan de ajuste, que ya está produciendo más desocupación, más miseria y marginalidad.
Ante la gravedad de los acontecimientos, proponemos la urgente unidad de los trabajadores y demás sectores populares, conformando por ejemplo multisectoriales, a todo nivel, a fin de poder enfrentar con éxito sus macabros objetivos, e ir edificando formas de PODER POPULAR en el camino a la liberación nacional y social, socialista, de nuestra patria y la Patria Grande latinoamericana
En este sentido, nos permitimos sugerir, para el debate correspondiente, la posibilidad de comenzar con acordar un programa mínimo, como ser:
- No a los despidos. Reincorporación de todos los trabajadores despedidos.
- No a la represión de las luchas populares.  Derogación de la ley antiterrorista y rechazo a la ley antipiquetes.
- Absolución ya a los trabajadores petroleros de Las Heras.
- No al pago de la deuda externa, cuya ilegalidad y carácter fraudulento ya fue probado y enviado el legajo al Congreso por el Juez Ballesteros, para que se tomen las medidas pertinentes, sin haberse hecho nada hasta la fecha.
- Aumento inmediato de salarios y jubilaciones. No paritarias a la baja y salario familiar básico de acuerdo al actual costo de vida. La inflación es un robo constante al bolsillo del trabajador.
- Destinar más presupuesto para salud y educación y a las obras públicas necesarias.
- Derogación del impuesto a las ganancias a los trabajadores. El salario no es ganancia. Establecer un significativo impuesto a la renta financiera y a las grandes fortunas.

El logro del objetivo imprescindible de la unidad para la lucha emancipadora y por una vida digna para todos, es el mayor y más auténtico homenaje a Darío y Maxi y a todos los luchadores que dieron su vida por la causa popular.

Prensa Avanzar Nº13